La sesión de pareja es siempre un tema que suele preocuparos. En muchas ocasiones nos decís que «no sabes posar».  Cuando hacemos foto de bodas no esperemos, ni mucho menos, que nuestros novios sean modelos. Por lo tanto, lo de no saber posar entra dentro de lo más normal y habitual. Y aunque supierais, creo que no os haríamos posar. En la foto de bodas buscamos otra cosa: naturalidad, complicidad, felicidad… y eso no hay que posarlo, eso sale solo.

De verdad que en la sesión de pareja que hacemos después de la ceremonia todo es muy natural. Os dirigimos para que sepáis por donde moveros, pero queremos que habléis, riais y disfrutéis. No queremos que miréis a la cámara y forcéis una sonrisa.

Esta sesión es un momento muy especial de vuestra boda y queremos que la disfrutéis. Estos son unos consejos para que valoréis lo importante que es esta sesión más allá de las fotos.

Disfrutad de vuestro momento a solas

Seguramente este sea el primer momento que estéis los dos solos en todo el día de boda. Después de los preparativos, cada uno en un sitio, y la ceremonia, en la que no habéis tenido tiempo de hablar, ha llegado el momento de compartir un rato los dos solos. Durante la sesión de fotos de bodas podréis hablar, comentar lo que os ha pasado durante el día, lo que habéis disfrutado y lo que os ha emocionado. Estaréis radiantes después de tantas emociones y hablar entre vosotros será perfecto para tomar las primeras fotos de los dos, naturales y sin posar.

Lo más probable es que os pidamos que os sentéis en algún sitio, o que os apoyéis en un árbol o que caminéis cogidos de la mano y que habléis. Que comentéis, que os riais, que disfrutéis de vosotros dos por primera vez como matrimonio.

 

Aprovecha para coger aire

Después de un montón de horas frenéticas, de peluquería, maquillaje, preparativos, tensión, nervios… ha llegado el momento de parar. Parar y respirar para disfrutar de todo lo bueno que os está pasando. De lo maravilloso que ha sido hasta ese momento y de lo que os queda por disfrutar. Abrazaros, respirar, cogeros de las manos y descansar. Estos momentos tan normales de pareja serán estupendos para las fotos de bodas. Mientras cogeis aire haremos fotos.

 

Último ensayo del baile

Quizá el momento de las fotos de pareja sea el último del día en el que estéis a solas para ensayar el baile de apertura. Es un buen momento para hacer un último ensayo y nos facilitareis un montón de imágenes preciosas. Así que sí, os pediremos que bailes (si habéis preparado algo) para poder hacer fotos sin que poséis.

 

Es necesario hacer la pausa para los invitados

No estéis agobiados por el tiempo que estemos haciendo las fotos. Aunque no solemos tardar más de 15 o 20 minutos, muchas veces los invitados necesitan más tiempo para llegar a la zona del coctel. Los novios no pueden ser los primeros en llegar, ya que lo ideal es que los invitados los reciban en esta primera parte de la celebración. Por ello, el tiempo de la sesión de pareja es más que necesaria. Así que, no estés pensando que os estáis perdiendo nada, porque de verdad que no os vamos a restar ni un minuto de estar con vuestros invitados.

 

Relajaros y disfrutad, serán vuestra foto de bodas

Confía en tu fotógrafo de boda. Si tiene experiencia sabrá llevaros de tal manera que disfrutareis de la sesión primero y de las fotos de bodas después. Siente y disfruta cada momento porque el día de la boda pasa volando y no querrás haberte perdido ni una sola parte de ella.

 

Si aún no tienes fotógrafo de boda y quieres conocernos, puedes reservar una reunión con nosotros para que os enseñemos nuestro trabajo con detalle y nos contéis todo lo que estéis preparando para el gran día.

 

Información de fotos de boda