Poco a poco, la pesadilla que hemos vivido estas ultimas semanas por culpa del Coranvirus parece que llega a su fin. Hoy ya todas las provincias hemos abandonado la fase 0 he iniciamos el proceso de desescalada. Ahora la incógnita, para muchos novios, es cuando se podrán volver a celebrar bodas.

¿Cuándo me puedo casar?

En Fase 1 ya se pueden celebrar bodas, aunque con muchas restricciones. Sevilla ha celebrado este fin de semana la primera boda tras el inicio de la pandemia.

Primera boda religiosa en la fase 1: «Con el amor de Dios vais a superar todas las pandemias»
en
Videos

 

En la Fase 2 las limitaciones se suavizan: 100 invitados si la boda es al aire libre y 50 si se celebra en el interior, lo que afecta sobre todo en caso de bodas religiosas.

De momento, en esta Fase 1 las medidas de higiene y seguridad se mantienen. Es decir, el distanciamiento de seguridad (2 metros) o mascarillas en caso de que no se pueda mantener esa distancia. Esto en cuanto a la ceremonia propiamente dicha.

Para la celebración posterior, que implique cualquier tipo de servicio de hostelería, se deberá seguir las normas de seguridad por la pandemia del coronavirus relativas a estos establecimientos (limitaciones de aforo especialmente).

No parece que sea un gran plan casarse en Fase 2. Pero la cosa cambia mucho tras esta fase.

¿Y en la Fase 3?

En esta fase se prevé «un contacto social más amplio y la celebración de bodas con un mayor número asistentes«. De momento no se ha ampliado más la información que se dio al presentar las fases de desescalada. Están en continua revisión todas las medidas. Lo que sí parece claro es que en la Fase 3 habrá menos problemas para que los invitados de otras provincias asistan a nuestras bodas y que estas  se parecerán mucho a las que celebrábamos antes del confinamiento.

A partir de julio se eliminan las restricciones a los viajeros que procedan de fuera de España, lo que es una gran noticia para bodas internacionales o aquellas que cuentan con invitados que viven fuera del país.

Seguramente, a principios de julio se podrán volver a celebrar bodas con relativa normalidad.